Desarrollo Humano Sin Fronteras trabaja para las personas en situación o riesgo de marginalización social en el mundo

Cuentas Claras


Gracias a la confianza depositada en DHSF en el año 2009, hemos podido dar un techo a 30 niños y niñas con discpacidad psíquica a través de la rehabilitación del edificio escolar en  la capital malgache, Antananarivo.


El 99% de los ingresos son de procedencia de la banca ética "Caja Navarra", donde los clientes destinaron una parte de sus ahorros a nuestro proyecto Esperanza.


En cuanto a los gastos, el 93% invertimos en la rehabilitación del edificio escolar y sólo la pequeña parte de 7% se destinaron a tareas administrativas.