Desarrollo Humano Sin Fronteras trabaja para las personas en situación o riesgo de marginalización social en el mundo

Nuestros Valores

Igualdad

Apostamos por la eliminación de toda forma de discriminación y la integración y participación plenas de los colectivos en situación o riesgo de marginalización social como motores de desarrollo.Actualmente somos espectadores de un agrandamiento ininterrumpido de la brecha entre ricos y pobres, tanto entre el Norte y el Sur como al interior de cada comunidad. Esta desigualdad no es sólo material; implica también una desigualdad en el control del conocimiento, la información y la cultura. Escuelas, profesores y otros intermediarios afines en el proceso de creación y recepción de la enseñanza y la cultura tienen una alta responsabilidad en esta época marcada por las dispares oportunidades de acceso a los recursos mundiales. Pero nada o muy poco puede lograrse sin la voluntad concreta de personas como nosotros los ciudadanos, nuestros dirigentes y nuestros gobiernos.

Desarrollo

Entendemos que un desarrollo humano viable requiere de un proceso de ampliación permanente de las oportunidades y las capacidades de los individuos para desarrollarse como personas; oportunidades y capacidades como: la salud, los conocimientos y la educación, la alimentación, la vivienda, el respeto a la idiosincrasia y tradiciones de cada pueblo,  el respeto al acervo espiritual y religioso de los pueblos, el crecimiento económico, y la igualdad entre el hombre y la mujer.Desde DHSF promovemos que el fin primordial de la Cooperación para el Desarrollo sea la erradicación de la pobreza, el desempleo y la exclusión social, y buscar la sostenibilidad y el aumento permanente de los niveles de desarrollo político, social, económico y cultural en los países del Sur.

Sostenibilidad

Que el desarrollo humano sea sostenible implica que el bienestar de las generaciones actuales no puede lograrse a costa de las generaciones futuras; por consiguiente consideramos fundamental que el desarrollo humano vaya unido a la redistribución global de los recursos del planeta, debiéndose superar las desigualdades por medio de la redistribución; que se preserven los recursos naturales y en consecuencia el desarrollo sea compatible con dicha preservación; que se apueste por el uso de recursos renovables; y que se favorezca el desarrollo de los sectores productivos locales. En definitiva, creemos que el bienestar actual y futuro depende en gran medida del máximo respeto por el medio natural y la redistribución equitativa de los recursos naturales.

Participación

Frente a un mundo cada vez más desigual e injusto, queremosd ar respuesta rápida a estos nuevos desafíos sin olvidar que para enfrentarnos a estas demandas de debemosc contar con la estrecha participación de los beneficiarios directos en todo el ciclo de planificación y ejecución de nuestros proyectos. La cooperación es realmente efectiva cuando se hace participativa, flexible y abierta. Es decir, cuando se responde a necesidades definidas a partir de un diálogo en el que cada una de las partes implicadas asume, se compromete y diseña la acción de cooperación de manera conjunta.