Desarrollo Humano Sin Fronteras trabaja para las personas en situación o riesgo de marginalización social en el mundo

Datos Madagascar

Madagascar, oficialmente República de Madagascar, es una nación insular situada en el Océano Índico, a tan sólo 450 kms. de la costa sudeste del continente africano, a la altura de Mozambique. Además es la isla más grande de África y es uno de los lugares de mayor biodiversidad del planeta. En sus apenas 587.000 km2, un poco menos de la superficie de la Península Ibérica, la isla alberga el 58% de las especies de animales y plantas del mundo de los que la gran mayoría son endémicos.


Sin embargo, la pobreza y las difíciles condiciones de vida son las realidades diarias de muchos de los 19,6 millones de habitantes de Madagascar (UNICEF, 2007) incluso cuando hay que luchar contra retos como las inundaciones, los ciclones periódicos y la extendida malnutrición. El Índice de Desarrollo Humano (IDH) ascendió en el año 2007 a 0,543 por lo que Madagascar se encuentra en lugar 145 de un total de 182 países con datos disponibles (Human Development Report UNDP, 2007). Actualmente, el 68 % de la población está viviendo por debajo de la línea internacional de la pobreza de US$1,25 al día.


Situación política


Madagascar es un país en crisis desde en cominezos de 2009 una serie de demonstraciones antigubernamentales  culminaron  en un golpe de Estado por el cual       accedió el líder opositor Andry Rajoelina a la Presidencia. Las protestas, propiciadas contra el gobierno del Presidente Marc Ravalomanana, comenzaron en enero de 2009 y se tornaron violentas, siendo organizadas por Rajoelina, quien era el alcalde de la ciudad capital de Antananarivo y principal opositor del presidente Ravalomanana. Al menos cien personas han muerto en Madagascar desde el comienzo de las protestas. El país ha quedado aislado y la pobreza entre sus ciudadanos se ha agravado aún.


Infancia


La pobreza y las difíciles condiciones de vida son las realidades diarias de muchos de los niños y las niñas de Madagascar. Los niños menores de 18 años representan el 50% de la población malgache y la mortalidad infantil es muy alta: por cada 1000 niños que nacen, 70 mueren antes de su primer año. Una de las causas es el alto nivel de desnutrición (UNDP, 2007).


Sólo el 50% de los hogares tienen acceso al agua potable, y únicamente el 3% dispone de letrinas. El agua contaminada y un saneamiento deficiente aumenta el riesgo de que las niñas y los niños contraigan enfermedades.


Discapacidad


El porcentaje de las personas discapacitadas de la población es de 7,5%. Según datos de la encuesta MICS ISTANT que el Ministerio malgache de salud llevó a cabo en 2000 con niños y niñas discapacitados entre 2 y 9 años, una cuarta parte de ellos habitan en la provincia de la capital Antananarivo  y, a su vez, un 23,8 % sufre retrasos mentales.


Cabe destacar que la discapacidad en la sociedad malgache se percibe como una transgresión de los prohibidos o de un acto de brujería. Otros piensan que es una maldición debida por las faltas de los antepasados.


Por consecuencia, las personas con discapacidad viven muchas veces marginalizadas y en pobreza a causa de no poder desarrollar una vida con dignidad.


Educación


El 76 % de los niños malgaches están escolarizados en el nivel primario (2007), y sólo un 36% llegan al último grado de la primaria (UNICEF). Una de las causas es la alta tasa de trabajo infantil: Entre los 5 y 14 años el 32% de los niños y niñas trabajan. Por consiguiente, un 29% de la población adulta es analfabeta.


No obstante, Madagascar va por buen camino en cuanto al logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2 y 3, a saber, alcanzar la educación primaria universal y eliminar la disparidad entre los géneros en la educación primaria y secundaria (UNGEI).


A fin de luchar contra la situación educativa precaria, en 2005 el gobierno malgache puso en marcha un plan nacional de “Educación Para Todos” en el que figuran también las personas con discapacidad. Aunque se ha conseguido en los últimos años una mejora de la situación educativa a raíz de este plan al nivel general,  la comunidad de las personas discapacitadas no se ve afectada. Ya que el gobierno no reconoce la discapacidad como un tema prioritario, una minoría va a la escuela o recibe una formación especializada. 


Género


El gobierno malgache parece apoyar a las mujeres y promover la igualdad de derechos entre géneros. La Constitución de Madagascar prohíbe la discriminación basada en el género, y desde los años 90, el gobierno ha firmado la mayoría de los convenios y de las cartas relativas a la protección de los derechos de las mujeres.


Sin embargo sobre el terreno, los medios humanos y financieros para la aplicación de políticas y acciones relativas a la protección de las mujeres quedan muy limitados.


En la realidad, las mujeres malgaches sufren todavía los efectos negativos de las tradiciones, de los prejuicios y de las reglas socioculturales, basadas en la sumisión y la subordinación. Están marginadas en algunos sectores de actividades y son mas vulnerables frente a la pobreza.


Aunque se notan mejoras notables en la educación, el analfabetismo afecta primero las mujeres (34,7% contra un 24,5% de los hombres). El índice de participación de las mujeres en las actividades económicas es más bajo que el de los hombres (43% contra 52%). A igual trabajo, los hombres ganan un 29% más que las mujeres (especialmente en el sector privado y en la agricultura). Finalmente, el porcentaje de mujeres implicadas en los procesos de toma de decisiones es muy bajo (9% de los miembros del parlamento son mujeres). (UNDP)


Salud


La financiación pública de los servicios de salud es demasiado baja, alrededor de 5 € por persona al año, mientras que alcanzar los 30 € sería necesario para que el sistema pueda mantener un personal sanitario cualificado y proporcionar los medicamentos esenciales y el equipamiento necesario. Tal nivel de financiación evitaría un 90% de las muertes prematuras.


Además, el Gobierno cobra los gastos médicos, lo que representa un obstáculo insuperable para muchos malgaches que viven con menos de un euro al día.


La fiebre y la malaria son las primeras causas de enfermedades (más del 40% de los casos), la diarrea apareciendo en segunda posición (12% de los casos). Además un 1,7% de la población es seropositiva y sólo un 40% de los enfermos acuden a los establecimientos sanitarios para obtener cuidados, pero carecen de medios financieros para curarse, en particular en el medio rural.


Medio ambiente


La excepcional diversidad biológica de Madagascar constituye un patrimonio natural único.Sin embargo lo que está en juego a niveles medioambientales no es reducible a la biodiversidad, sino que se refiere principalmente a la gestión duradera de los bosques (incluida la cuestión de la madera-energía), al control de fuegos y roturaciones en la selva, a la gestión de los recursos marinos así como de las zonas costeras y a la integración medioambiental en la agricultura (cultivo de arroz esencialmente).